PESOS Y CONTRAPESOS EN EL PODER

Por Eliel J. Morales Sosa 

La victoria de Morena tiene alarmados a algunos analistas, pues dicho partido tiene la mayoría en prácticamente todo el país. Esto, en un sistema democrático, hace sonar el teléfono rojo sobre los posibles abusos del partido comandado por el virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

¿Cuáles son las instituciones que pueden funcionar como contrapeso? Descúbrelo en el presente artículo y déjame tus comentarios al final del mismo.

Montesquieu en su conocida obra “El espíritu de las Leyes” desarrolló la doctrina clásica de la división de poderes, que en esencia señala que cuando el poder se concentra en una misma persona no existe una verdadera libertad y se pueden dar abusos por parte del Estado. Es así que, para pulverizar el poder del Estado, se crean tres poderes, siendo estos: el Legislativo (creador de leyes), el Ejecutivo (ejecutor de las decisiones del legislativo), y el judicial (quien interpreta las leyes). Dicho pensamiento influye de manera notoria en el mundo occidental, de tal manera que, en la primera Constitución Norteamericana, se consagró el principio de división de poderes.

En el caso de México, las cosas no ocurren en una vertiente diferente, pues con la Constitución de 1824, se estableció la división del Poder Supremo de la Federación en: Ejecutivo, Legislativo y Judicial; además, se hizo la prohibición expresa de que los tres poderes no se concentraran en una sola persona, con el objetivo de establecer un sistema de frenos y contrapesos para el mismo Estado y evitar así, abusos de la propia autoridad hacia la ciudadanía.

Asimismo, resulta interesante mencionar, que en el período de 1836 a 1846, se crea un cuarto poder, mejor conocido, como el Supremo Poder Conservador, que tenía la finalidad de ser un límite a los otros tres poderes y vigilar que cada uno de ellos no se extralimitara en sus funciones, sin embargo, esto teóricamente, lo convertía en un poder superior a los demás y su connotación netamente política no le permitió cumplir sus objetivos, por lo que su existencia fue muy breve y el resultado de sus fines fue precario.

Al día de hoy, en el contexto contemporáneo en el que vivimos, se puede vislumbrar que la teoría clásica de la división de poderes ha cambiado, debido a las circunstancias que imperan en una sociedad dinámica que cambia constantemente, es así, que actualmente, en la Constitución, no solo existen los tres poderes clásicos que son el Ejecutivo, Legislativo y Judicial, sino que, en la propia Carta Magna se contemplan ciertos Organismos Constitucionales Autónomos, que bien o mal constituyen poderes de facto que frenan, controlan y equilibran a otros órganos del Estado.

En consonancia con lo anterior, es que existen los siguientes Organismos Constitucionales Autónomos: Banco de México, el Instituto Nacional Electoral, la Comisión Nacional de Derechos Humanos, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, la Comisión Federal de Competencia Económica, el Instituto Federal de Telecomunicaciones, el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales y la Fiscalía General de la República, todos ellos con la finalidad de equilibrar el poder existente en el Estado, sin que se enuncien como parte de los tres poderes.

Sin embargo, es digno de reflexionar al día de hoy, si ha existido una evolución y una pulverización del poder para que este no cometa grandes atropellos abusando de sus facultades, nos encontremos en una situación, donde derivado de las elecciones presidenciales del 1º de julio de 2018, se vislumbra la próxima llegada de una transición de poder en el ejecutivo federal, donde el próximo presidente del país, entra en un contexto peculiar, pues políticamente, posee una mayoría en ambas cámaras, teniendo un porcentaje del 46.09% en la Cámara de Senadores, en tanto que en la Cámara de Diputados asciende al 51.2% de curules de su partido, lo que le permitiría de cierta manera una facilidad en las iniciativas que este llegue a proponer.

Para ilustrar lo anterior, tenemos un caso contrario, que fue en el año 2000, con la transición del poder del partido hegemónico, con el triunfo del Partido Acción Nacional, la crítica principal correspondió a que, si bien había existido una transición en el poder ejecutivo, el legislativo seguía sin tener la fuerza suficiente para poder legislar desde una visión diferente y que dichas reformas se aprobasen.

Hoy en día, habrá que preguntarse, qué tan sano es, tener un próximo gobierno, donde el partido ganador, posee no solo el poder Ejecutivo, sino que además, posee una mayoría en el legislativo  y por ende, muchas facilidades, para influir en el sentido de legislar y sobretodo, al momento de las designaciones de los titulares de los Organismos Constitucionales Autónomos, pues si bien, estos están sujetos a un procedimiento, donde interviene el legislativo y el ejecutivo, podría ser altamente riesgoso tener una alta concentración del poder.

Al respecto, solo resta ver, si la Suprema Corte de Justicia de la Nación, resulta ser un freno a ese cúmulo de poder, o en su defecto el próximo presidente electo puede proponer un candidato a ministro de la Suprema Corte y con esto empezar a neutralizar ese sistema de frenos y contrapesos que se ideó desde hace mucho, precisamente para no caer en un autoritarismo, donde de ser así, le correspondería a la ciudadanía en última instancia ser el contrapeso del Estado, pues en la ciudadanía misma se faculta la autoridad y legitimidad para gobernar.

@Eliel_jms

También puedes revisar:

http://bit.ly/ConstitucionMoralMx

http://bit.ly/DebatePresidencial2018

http://bit.ly/PierdenRegistro

Los comentarios y opiniones vertidos en Órbita Política son responsabilidad del autor, no representan una consultoría, asesoría o prestación de servicios de ninguna índole. 

4 comentarios en “PESOS Y CONTRAPESOS EN EL PODER

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s