AMLO: sin derecho a fallar

Por Óscar Cuevas

El día de ayer presenciamos el inicio de una presidencia histórica en el México posmo: una presidencia de izquierda. El discurso de AMLO no se salió de contexto: fue institucional, reconociendo el papel de EPN al no intervenir en las elecciones; fue político: al recordar a sus aliados en las Cámaras la rapidez que se necesita para aprobar las leyes prometidas antes de las intermedias; fue histórico: al tirarle con todo a los gobiernos neoliberales anteriores; y fue esperanzador: al prometer combatir la corrupción y la revocatoria de mandato.

Sin duda, fue otro el ambiente que vivimos ayer ante la toma de posesión de López Obrador. Esperemos que su gobierno no termine como el de Peña Nieto. Más allá de ser chairos o fifís, somos ciudadanos de un gran país que reclama su lugar como líder en la región y en la historia. Sumemos y hagamos todo por sacar a México de la podredumbre en la que estamos.

Seguir leyendo

Se va EPN, ¿cuáles son sus resultados?

Por Juan Pablo Aguirre Quezada

El ocaso de la administración 2012 – 2018 permite la reflexión de los logros y errores del gobierno federal en dicho sexenio. En ese sentido, este periodo presidencial será recordado por las reformas estructurales que diferentes organismos internacionales, intelectuales, nacionales y técnicos referían sobre las necesidades de un cambio que permitieran fortalecer el crecimiento económico del país.

¿Qué tan atinadas fueron estas reformas? ¿Podemos ver sus logros en el corto plazo? Te invito a seguir leyendo el artículo y a dejarme tus comentarios al final del texto. Seguir leyendo

PRIngaderas y EPNdejadas

Por Óscar Cuevas

Terminó 2017 como el año más violento en la administración de Peña Nieto. El 2018 promete ser un año convulso entre las elecciones y la lucha contra el narco. Además de que el gobierno en turno parece estar más preocupado por la imagen que da al exterior y ha preferido censurar, por la vía legal, a los ciudadanos. Volvemos al 68. Pueblo, no nos abandones. 

Seguir leyendo

Elecciones en la Ciudad de México 2018

Por Juan Pablo Aguirre Quezada

“La democracia necesita una virtud: la confianza. Sin su construcción, no puede haber una auténtica democracia”. Victoria Camps.

Después de un año histórico en la que la Ciudad de México estrenó nomenclatura para dejar en la historia el Distrito Federal, con la Constitución Política promulgada el 5 de febrero de 2017 –justo el centenario de la Constitución de 1917-, y pasando por terribles situaciones con el sismo del 19 de septiembre de ese mismo año –justo el día que se conmemoró los 32 años del terremoto de 1985-, los capitalinos acudirán a las urnas en 2018 para renovar 83 cargos de elección popular en la entidad: un titular de la jefatura de gobierno para el periodo 2018-2024; 16 alcaldías, 33 diputados de mayoría relativa y mismo número de representación proporcional al Congreso local, tal como lo señala el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TRIFE).[1] Aunado a esto, los ciudadanos mexiqueños votaran para elegir Presidente de la República, Senadores y Diputados Federales.

Seguir leyendo

Francia en marcha hacia menos políticos en la política

 

Por Paulina Madrigal 

La República en Marcha (LREM) obtuvo la mayoría en la Asamblea Nacional Francesa. Sin duda, es un triunfo para el Presidente Emmanuel Macron quien podrá llevar a cabo reformas con el apoyo de la Asamblea.

LREM promovió candidatos diversos en edad, género y sin experiencia (52% de sus candidatos no habían ejercido cargos políticos). El resultado de la elección arrojó de un total de 577 diputados: 97 profesionistas del sector privado, 82 funcionarios, 73 políticos permanentes, 71 trabajan en el sector educativo, 50 empresarios, 43 con profesiones jurídicas y 41 del sector médico (Le Monde, 2017). Seguir leyendo

1871: Fraude electoral, notas pagadas y líneas editoriales

Por Óscar Cuevas

Hoy, de los problemas que tiene la sociedad mexicana es la corrupción el más grande de todos. La corrupción de ha insertado, tanto en las grandes esferas del poder, como en los pequeños espacios cotidianos de los ciudadanos. Dentro de una democracia, este mal no es menor, pues tiene consecuencias terribles, tanto a nivel de repartición de la riqueza, como en el plano de la equidad e igualdad de oportunidades.

El amiguismo, el compadrazgo, la cuatitud; forman parte de los códigos no escritos que son aceptados por la clase de politiqueros mexicanos, esos que deben esconderse a la clase política: el otro polo que quiere transformar las relaciones de poder, la herencia burocrática y que pugna por la transparencia y la rendición de cuentas. Seguir leyendo