Constituyente, error histórico

Por Óscar Cuevas

La Asamblea Constituyente tuvo como reto principal el escapar a la historia, y es que, a lo largo del tiempo se han extendido varios intentos de configurar las relaciones entre gobernantes y gobernados a través de las constituciones. Aquellos proyectos políticos han estado siempre basados en las mejores intenciones y más avanzadas teorías. Inclusive, la Carta Magna de nuestro país está considerada como un instrumento legal de avanzada, como un orgullo legislativo.

A pesar de ello, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos no ha podido garantizar por sí misma el cumplimiento de sus mandatos. Ingenuo sería pensar que así fuese. Y es que para que una Constitución funcione debe estar apoyada en un sinnúmero de mecanismos y procedimientos que sustenten las principales nociones que se derivan del fundamental instrumento. Seguir leyendo

Un gobierno de re-presentación priísta

Por Óscar Cuevas

El gobierno democrático ha puesto siempre el acento en la representación. En la época clásica era casi imposible que un buen ciudadano no se ocupara de los asuntos públicos. Recordemos que para los griegos, la ciudadanía era mucho más restrictiva de lo que es ahora para nosotros, por ello, era completamente probable y posible para los ciudadanos libres varones acudir a las asambleas y participar en las discusiones. Seguir leyendo

Reducción de legisladores ¿avance democrático?

Juan Pablo Aguirre Quezada

“No puedes hacer una revolución para tener la democracia. Debes tener la democracia para hacer una revolución”. Gilbert Keith Chesterton

En últimas fechas diferentes partidos políticos en el congreso han planteado la reducción de legisladores como una solución de austeridad. Algunos planteamientos sugieren eliminar 100 Diputados y 32 senadores plurinominales, a fin de que el Congreso mexicano esté integrado por 400 Diputados y 96 legisladores.

Pese a que algunos defensores de esta propuesta consideran que es una medida de austeridad, el ahorro que se puede obtener es bastante ínfimo si se considera el presupuesto anual. E incluso, ante la falta de legisladores puede generarse un gasto adicional al contratar profesionistas como expertos que coadyuven al trabajo legislativo, debido a la inferioridad numérica de representantes en contraste con el total de comisiones en funciones. Seguir leyendo