Costa Rica: las ventajas de ser un país sin Ejército

Por Juan Pablo Aguirre Quezada

Costa Rica es un ejemplo a seguir en el camino hacia la paz. ¿Por qué? Aquí te contamos.

Costa Rica tiene cerca de 70 años sin contar con un Ejército Nacional, un caso destacado para América Latina, cuyos países tienen este tipo de instituciones, y que en gran parte del siglo XX ocasionaron golpes de estado o dictaduras.

La experiencia tica, se remonta al movimiento armado de 1948, que generó una revolución posterior al resultado electoral. Uno de los líderes de este movimiento, José Figueres Ferrer, gestó la idea de un país sin ejército debido a la situación política y social derivada de la lucha. Una vez que se logró la paz, Figueres quedó como Presidente de facto, por lo que emitió un decreto que manifestaba: “La Junta Fundadora de la Segunda República declara oficialmente disuelto el Ejército Nacional, por considerar suficiente para la seguridad de nuestro país la existencia de un buen cuerpo de policía”.[1] Por lo que se convirtió en el primer país en el continente de prescindir de esta fuerza armada.

Si bien fue una decisión con interés político, la supresión el Ejército en Costa Rica le permitió generar ahorros presupuestales, por lo que hubo más ingresos gubernamentales en otras áreas, tales como educación, salud o comunicaciones, beneficiando a la población.

¿Qué otros beneficios se afianzaron con esta política pública? El mismo Figueres Ferrer mencionó que “las victorias militares por si solas valen poco. Lo que sobre ellas se construye es lo que importa”.[2] Por tanto, la respuesta es notoria hasta nuestros días. De acuerdo con el Banco Mundial “Costa Rica es una historia de éxito en términos de desarrollo. Considerado un país de ingreso medio alto, Costa Rica experimentó un crecimiento económico sostenido en los últimos 25 años”.[3] Estos avances le han permitido que sólo 21% de su población esté en situación de pobreza. Además, el organismo informó que este país centroamericano incrementó constantemente el Producto Interno Bruto per cápita, al aumentar de 360 dólares estadounidenses anuales en 1962 a 2 mil 070 en 1987, a 5 mil 310 en 2006 y a 10 mil 210 en 2015.

Además del crecimiento en el ingreso, Costa Rica también experimentó aumento en la esperanza de vida al nacer, para pasar de 60.5 años en 1960 a 79.4 en 2014. Asimismo, en el Índice de Desarrollo Humano (IDH) elaborado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) informó que Costa Rica está ubicado en el lugar 69 de 188 países con un promedio de 0.766. Este indicador es uno de los más altos en la región de Centroamérica y el Caribe, superado únicamente por Bahamas (0.790), Panamá (0.780), Trinidad y Tobago (0.772) y Cuba (0.769).

Por su parte, el índice de la percepción de la corrupción realizado por Transparencia Internacional (TI) en 2015 señaló que Costa Rica aparece en lugar 40 a escala mundial con 55 puntos, únicamente superado en el continente por Canadá (83 puntos), Estados Unidos (76), Uruguay (74) y Chile (70). Con este indicador, la nación costarricense es más transparente que Cuba (47), Italia (44), Sudáfrica (44), Turquía (42), El Salvador (39), Panamá (39), Brasil (38), India (38), China (37), Colombia (37), Perú (36), México (35), Argentina (32), Rusia (29), entre otros. Es decir, con base en resultados en educación, calidad de vida, ingreso, empleo y otras variables, Costa Rica ha fortalecido su rendición de cuentas a niveles no alcanzados por otros países latinoamericanos o destacados en otros aspectos como potencias comerciales o militares, territorio, permanencia a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), entre otras características.

Además de ser una democracia bastante consolidada y no tener afectaciones violentas a su forma de gobierno desde 1948 (admirable porque en los sesentas y setentas hubo dictaduras en gran parte de América Latina), Costa Rica también destaca por ser uno de los mejores países para la libertad de prensa, la conciencia ecológica y por ser un país pacífico. En ese sentido, el índice global de paz 2016 refiere que este país ocupa el lugar 33 con un indicador de 1.699, únicamente superado en todo el continente por Canadá y Chile.

¿Es la falta de un ejército lo que ha permitido el avance en materia social que presenta Costa Rica? Pese a no tener un contingente de este tipo, el país cuenta con una eficiente Policía Nacional para el cuidado del orden interior y la salva guarda de sus costas.

Lo cierto, es que en su momento, el gobierno costarricense invirtió más en agricultura y educación una vez eliminado el gasto a un ejército regular, lo que ayudó a fortalecer el capital social. Hoy, este país se ha posicionado como una potencia regional en sectores como electrónica, turismo, agricultura y pesca, que con las mejoras en materia de desarrollo han permitido que la población goce de una buena calidad de vida en comparación con otras naciones del entorno.

[1] Partido Liberación Nacional. Abolición del Ejército. Disponible en: http://www.plncr.org/abolicion-del-ejercito (fecha de consulta: 15 de noviembre de 2016).

[2] Fabio Molina Rojas. José Figueres Ferrer : “Las victorias militares por si solas valen poco, lo que sobre ellas se construye es lo que importa“. 29 de noviembre de 2012. Disponible en: http://lavozliberacionista.blogspot.mx/2012/11/jose-figueres-ferrer-las-victorias.html (fecha de consulta: 15 de noviembre de 2016).

[3] Página de internet del Banco Mundial. Disponible en: http://www.bancomundial.org/es/country/costarica/overview (fecha de consulta: 16 de noviembre de 2016).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s