El efecto Trump y México: Exceso de odios y carencia de acciones

Por Juan Pablo Barrientos

Inicia uno de los años más inciertos de la última década, 2017, el año del Gallo de Fuego para los Chinos, el inicio del mandato de Donald Trump como el 45° presidente de Estados Unidos y último tramo del sexenio de Enrique Peña Nieto.

El dólar a $20.71, el litro de gasolina desde $15, y esto sólo es el preludio de un año que nos exige cambiar la forma en que funcionan los diversos sistemas que conviven dentro de nuestra nación.

Dos noticias han sacudido los primero días del 2017; primero, el precio de la gasolina, segundo, la amenaza de Trump de imponer un impuesto a General Motors Co. por producir e importar a los Estados Unidos un modelo de automóvil en particular.

Las reacciones no deben sorprender a nadie, odio, temor, resignación, desesperación… pero, ¿y las políticas?

Y aún no hay respuesta del gobierno a la incertidumbre y malestar social actual, la cual debe darse en forma de políticas públicas (aclaro este punto por si esto lo llegan a leer integrantes del Ejecutivo Federal, para que entiendan cómo debería funcionar el gobierno).

Para explicar y dar esperanza a la ciudadanía, de que las cosas pueden mejorar y como oferta a esos “intelectuales” que deciden el actual rumbo de la nación, les comparto las siguientes observaciones y propuestas:

Con relación al aumento del precio de la gasolina, es un aumento abusivo y desestabilizador, pero es el precio que estamos pagando por apapachar el pasado y carecer de visión.

Ya puedo suponer las reacciones “¿De qué habla este tipo?”

Es simple, en la última década hemos sufrido un aumento constante en el precio de la gasolina, un descenso en los precios del crudo y una crisis petrolera derivada de la baja producción mundial.

En esa misma década, ¿cuándo hemos oído alguna millonaria inversión para los siguientes rubros?:

  1. Investigación de nuevas fuentes de combustible, que sea sustentable, económico y que reduzca la contaminación;
  2. Investigación de nuevas tecnologías que sirvan como fuentes energéticas sustentables y no contaminantes, las cuales se puedan convertir en una fuente de ingresos para la nación por su exportación;

En fin, ¿Cuándo hemos pensado diferente con relación a este tema?

Con relación a la amenaza de Trump a la General Motors, la respuesta del gobierno mexicano debe respetar la tercera ley de Newton “A toda acción le sigue una acción opuesta con igualdad de fuerza”

El señor (aún por tomar posesión) Donald Trump, está amenazando con imponer impuestos a los productos importados y replantear el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, entre otras tantas cosas.

¿Cómo está reaccionando el gobierno mexicano y cómo debería reaccionar?

Hasta el momento la reacción ha sido de pasividad o quizá ni siquiera hay respuesta, la verdad no se ve claro.

… cómo debería reaccionar el gobierno mexicano?

La reacción más simple y amistosa para mantener en el territorio a las empresas afectadas por los aranceles de Trump, sería que se reduzcan los impuestos a los productores que exportan al país vecino.

Dicha acción no será suficiente ni benéfica, ya que no garantizará que la empresa mantenga las condiciones laborales y mucho menos que deje la empresa en nuestro territorio, además de que se tendrán que trasladar a otros sectores los impuestos que por dicha actividad se recaudaban.

La opción más agresiva pero seguramente la más efectiva sería modificar el actual sistema económico.

Que las empresas norteamericanas que deseen comerciar en México, deberán producir en México, por lo menos los productos que van dirigidos al consumo en el mercado  nacional, generando así empleos y dando una respuesta clara y en igual medida a las políticas que planea imponer Donald Trump.

Sin duda inicia un año complejo, pero es el año en el que debemos repensar nuestra actualidad.

10 comentarios en “El efecto Trump y México: Exceso de odios y carencia de acciones

  1. Juan Rodríguez dijo:

    Si, soy responsable, y debo, por los costos de los energéticos a futuro, buscar esas posibilidades de reducirlos o evitarlos.

    Y como bien menciona el personaje de EUA está por asumir el cargo, veremos lo que realmente podría influir, no para reaccionar sino para analizar y accionar.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s