#Brexit, hacia #cooperación y #coordinación #global.

En la coyuntura de la salida -vía referéndum- del #ReinoUnido de la #UniónEuropea, convergen varios puntos de análisis y reflexión; algunos de los cuales merecen un especial #interés. En concreto, en el contexto de una renovada regulación del #Estado para con la especulación financiera dentro un nuevo marco macroeconómico de #cooperación y #coordinación #global, el #Brexit puede verse en un inicio como un retroceso para este fin.

Pero si lo vemos desde una visión refundacional, puede significar el inicio de un #cambió de magnitudes aún por definirse. Lo cierto, es que el #proyecto original de un pacto solidario que representó la #UniónEuropea en la reconstrucción de la época postguerra de hace casi 70 años en #Europa, ha quedado totalmente desvirtuado desde el Tratado de Maastricht de los años 90s.
Así, los organismos financieros supranacionales, han hecho del mantra #neoliberal el dogma a seguir y adoptar por los #gobiernos de los países de la #Unión, significando una enorme loza draconiana para los #ciudadanos de los #países #europeos, en especial en los sectores primarios -campo e industria- más desprotegidos y afectados por la #integración y apertura global (los sectores que mayoritariamente votaron por salir de la Unión en Inglaterra).

El #dogma del #presupuesto equilibrado, solo para #liberar recursos del superávit primario al pago del servicio de la deuda externa sumada a la desregularización de sus sistemas financieros , sólo para de igual forma transferir recursos de los sectores reales (productivos) de la #economía hacia a la esfera financiera especulativa, han marcado el #rumbo a seguir en los modelos de #política fiscal y monetarias adoptadas por la gran mayoría de los países de la #Unión.

Es a la vez interesante y paradójico pensar en una profunda renovación institucional macroeconómica, que vea como objetivo primario el equilibrio óptimo (entre el interés del bien público versus el interés del bien absolutamente privado), con una serie de grandes #reformas que se apoyen en la #planeación, #coordinación y #cooperación #internacional e interinstitucional, lo que en esencia significaría un cambio de paradigma #político y #económico, y es ahí donde reside su dificultad de poner en marcha.

Esta #austeridad expansiva (contracción del gasto social y de la inversión pública productiva) ha sido impulsada por diversos #analistas y #economistas #neoliberales durante años en sus teorías neoclásicas-ortodoxas, y la cual distintos #gobiernos conservadores –en todo el mundo y siguiendo los dictados de los organismos financieros internacionales- la han adoptado como norma en sus modelos fiscal y monetaria (esto ante una economía deprimida y con alto desempleo), agravando la recesión que habían sufrido en sus economías numerosos países de #Europa (en especial #Portugal, #Irlanda, #Grecia y #España); podemos ver –ante esto último- que la consolidación fiscal (es decir estos ajustes impositivos) que intentaban balancear y estabilizar el problema de la #deuda y el #déficit #público de estos países, tras la #crisis financiera y económica de los años 2007 y 2008 básicamente ha fracasado con altos costos sociales para los #ciudadanos de estos –y otros- #países.

Por ello, en el contexto del impulso de un nuevo modelo tributario progresivo, la importancia de la implementación del Impuesto a las Transferencias Financieras (Tasa Tobin) sobre el flujo especulativo del capital de los grandes inversionistas y especuladores privados (gravando de igual forma sus ganancias de capital), se vuelve vital en el deseado cambio de paradigma .

Así, cambiar el mencionado paradigma económico ortodoxo y neoclásico de la actualidad es básico, además claro de una renovación de las #instituciones, se oye poco menos que imposible, pero se tiene que hacer sin duda desde adentro y desde afuera del sistema político; sabemos que ya han iniciado estas movilizaciones, pero aún no es suficiente (aunque hay triunfos pequeños como en #Islandia) para empezar a cambiar la correlación de fuerzas entre el 1% y el restante 99%.

Ante ello, coincido con el diagnostico sobre el origen de la crisis económica y financiera más reciente de Stiglitz, por lo cual, para dejar atrás el estancamiento económico crónico y subdesarrollo imperante es vital combatir la monstruosa desigualdad que es un freno para la recuperación Veremos con mucho interés y proactivismo que sucede en próximos años.

Jorge García

@jgarciag26

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s