Violencia, mexican style

Por Óscar Cuevas

Llevábanselos por las mañanas, por las tardes o por las noches. Daba igual. La prensa los descubría meses después en fosas o en presas, lo mismo daba. Las instituciones gubernamentales no hacían nada. Se limitaban a llenar las pantallas de televisión con discursos vacíos, manipulados, escritos por “expertos en la materia”. Aseguraban tomar cartas en el asunto, destituir a los responsables, aclarar los hechos; pero al final, nada pasaba. Seguir leyendo