TOLERA MI INTOLERANCIA

Es impresionante la posición del gobierno mexicano que no condena posturas y discursos antidemocráticos en la región y en el propio país.

El pasado 31 de agosto, el candidato republicano a la presidencia de los Estados Unidos, Donald Trump, realizó una visita relámpago a la Ciudad de México para reunirse con el presidente Enrique Peña Nieto (EPN). La reunión fue a puerta cerrada por lo que solo podemos especular sobre lo que se habló en la reunión. Seguir leyendo