Mañas y campañas

Las pasadas elecciones dejaron en claro que los partidos políticos no saben comunicar sus propuestas a los ciudadanos. Resulta lamentable que la pieza más recordada sea un sonsonete ridículo que no decía nada. Es necesario para crear una buena campaña publicitaria apelar a la emoción pero en el terreno de lo político debe de acompañarse de un buen contenido. 

Por Óscar Cuevas

Seguir leyendo