¡VIVA EL SADOMASOQUISMO!

Según Erich Fromm, las personas sadomasoquistas tienden a ser juez y parte en cuanto a la autoridad se refiere, por un lado hay un sometimiento y admiración por la persona que detenta el poder pero al mismo tiempo se desea ser la autoridad para así someter a los demás.

En el caso mexicano, la historia y sus personajes nos demuestran, que hay un sadomasoquista en el carácter social del pueblo. La lucha de la independencia, la revolución mexicana, movimientos que en su conclusión generaron divisiones, traiciones y venganzas entre los líderes del movimiento. Una vez que el gobierno mexicano superó los cacicazgos y dio paso a la era de las instituciones estas se encargaron de moldear al individuo para que este aceptara la estructura piramidal de las instituciones y así surgieron personajes como Elba Ester Gordillo, Carlos Romero Deschamps, el tigre Azcarraga, Fidel Velazquez.

A inicios del siglo XX la era institucional no hubiera sido posible sin la fundación del Partido Revolucionario Institucional, PRI, el cual durante más de 70 años sentó en la silla presidencial a los candidatos de su partido. Con las facultades metaconstitucionales del presidente de la República, los adherentes a dicho partido solo tenían que esperar a ser señalados por el “líder” para ser el nuevo presidente. En la actualidad este modelo no ha envejecido, para ocupar un cargo importante en la administración pública basta con ser puesto por el Director General, ser nombrado por el Gobernador, tener algún parentesco consanguíneo con el Secretario de Estado, ser compañero de borracheras del Diputado Federal.

El sistema mexicano es un sistema que por sus venas corren las vitaminas de la corrupción y del sadomasoquismo. Todos esperando llegar para satisfacer las necesidades de su ego, es por ello que tan fácil se olvida: el FOBAPROA, el 68, los mineros de Cananea, la quiebra de mexicana de aviación, la reforma educativa, la Historia.

Criticas al sistema miles, críticas personales para reconocer los errores propios, escasas. Introspección y lectura para conocer y re conocer el porqué de nuestro entorno es la fórmula para crear una nueva sociedad.

Por Óscar Salazar

@ozzsalazar